miércoles, 29 de junio de 2011

DUENDES, GUARDIANES DE LA NATURALEZA

La palabra duende deriva del vocablo árabe duar, que significa “el que habita”. Los duendes son seres mitológicos elementales de la naturaleza, guardianes de los bosques y de todos los seres vivos que habitan en ellos. Algunas culturas creen que son almas de bebés muertos. Junto con sus homólogos elfos, trolls y hadas, son guardianes de la naturaleza y son los seres más populares de la mitología celta y la mitología nórdica. La Real Academia Española cita como origen de la palabra duende la expresión "duen de casa" o "dueño de casa", por el carácter entrometido de los duendes al "apoderarse" de los hogares y encantarlos.

Pero son descritos como chiquitos que usan gorrito rojo y suelen pararse a descansar en los jardines de las casas de la gente. Según " Oxford Conciso el Diccionario de inglés corriente, "el nombre probablemente es sacado de gobelin Anglofrancés (que fue dado, en Medieval latino, como gobelinus), que es probablemente un diminutivo de Gobel, un nombre relacionado con la palabra kobold (un duendecillo alemán). Además, allí también exista vario otra ortografía alternativa del trasgo de palabra, incluyendo: Gobblin, gobeline, gobling, goblyn, gobelinus.

El duende de la cordillera de los Andes es el muqui en el idioma quechua y anchancho en idioma aymara, es un ser que vivía en los cerros a más de 3600 metros sobre el nivel del mar. Seres que medían entre cuarenta y cincuenta centímetros, con una mirada metálica. Entre sus habilidades está el oler y seguir los metales y minerales en el suelo, por eso son requeridos en las minas y les hacen tributos. Además existen duendes acompañadores que son amiguísimos de las luciérnagas y los duendes serenadores que son los que arreglan y templan los instrumentos musicales para su uso profesional.

Algunos duendes consortes en brujería o hechicería pagana eran llamados familiares. Se dice que los druidas celtas y los hechiceros los usaban como espías o ayudantes para conjuros, que la Madre Tierra otorgaba estos ayudantes a sus druidas más selectos, y que en el caso de los satánicos, era el mismo Diablo quien los otorgaba; es por ello que se les atribuía forma de un animal pequeño por ser discretos, ya fuera como un gato, hurón, sapo, rata o murciélago. Son relacionados por su amor a las orgías y tienen diversas capacidades, temperamentos y apariciones dependiendo la historia y el país de procedencia.

Suelen ser descritos popularmente como expertos en la magia, adivinación y demás ciencias ocultas, sin embargo, su magia es ineficaz contra alguien que porte un "trébol de 4 hojas", son intolerantes a la imagen de San Patricio, el santo patrón de Irlanda, ya que fue este quien "les desterró de la casa de Dios", aunque en el día celebrado a este santo (17 de marzo) se dice que es cuando todos los duendes y demás seres de la fauna faérica emergen de sus escondites haciendo calamidades por doquier. Se les puede matar con hierro forjado, aunque también se les atribuye vulnerabilidad a la plata, al igual que los hombres-lobo, ya que la plata se considera un "metal santo" y las armas de plata son de especial predilección para hacer frente a demonios y demás seres, también se les puede hacer desaparecer diciéndoles que traigan agua del mar en un colador ya que como esto es imposible, nunca regresarán.

Según las leyendas se pueden crear mediante la obtención de unas plantas que solo salen en La noche de San Juan. Estas plantas se deben guardar en una botella o recipiente fabricado en vidrio de color negro. que no se vea el interior del recipiente. Se debe dejar la botella cerrada durante toda la noche de San Juan y por la mañana abrirla y saldrá el duende creado para ser tu sirviente.

Habitan en los bosques, lugar en el que las personas tienen poco o ningún acceso; cada 100 años toman para sí una esposa de entre los humanos, la más hermosa de las niñas, para luego raptarla y desfigurarla hasta el punto de que se parezca a ellos, porque entre los duendes no hay género femenino. Son símbolos de buena suerte para algunos y para otros son mala suerte el caso de Ana Burgos, de la historia de Ana en su jardín.

Existen innumerables relatos en todo el mundo que describen a los Duendes de las formas más diversas. Se ha llegado a la conclusión de que los Duendes pueden adoptar cualquier forma e, incluso, hacerse invisibles, aunque en general, se acepta que los Duendes son criaturas pequeñas como los niños.

Por lo común, suelen ser muy nobles y serviciales, pero, también, hay algunos que pueden ser bastantes maliciosos. A los Duendes les encanta danzar en verano bajo la luz de la Luna y se dice que, en invierno, bailan junto a las casas mientras la gente duerme. Los Duendes también son muy juguetones, sumamente inquietos, siempre y cuando no estén enojados. Se divierten jugando con las flores, siguiendo las mariposas y sacando a los gusanos de la tierra.

TIPOS DE DUENDES

España:

Trastolillo: Es el más conocido de entre todos los duendes que habitan las casas de Cantabria, aunque en algunos lugares se le conoce como Trasgu. Es un duende juguetón y atolondrado que constantemente está riéndose. Es pequeño y más negro que el hollín, con el pelo largo y del mismo color. Tiene carita de pícaro y unos ojillos muy verdes, colmillos retorcidos, dos incipientes cuernecitos y un rabillo que casi ni se le distingue.

Viste una especie de túnica roja que se hace de cortezas de árbol cosidas con hiedra, se cubre la cabeza con un gorrito blanco y se apoya en un bastoncillo de madera. Todas las cosas que suceden dentro de la casa y que son inexplicables tienen por autor al Trastolillo. Como la gente sabe que son cosas del duende, ni se sorprenden ni se asustan.

Trenti: Es muy parecido al Trastolillo, pues es pequeñico, tiene la cara muy negra y los ojos verdes, y no se queda atrás en lo de picaruelo y bribón, pero el Trenti, en cambio, no entra en las casas, pues es un duende del bosque. Por eso, para pasar desapercibido entre la vegetación, lleva por vestido una túnica de hojas de castaño y musgo que se confunde de maravilla con el entorno. Se alimenta de maíz y bebe leche, pero no agua, que es veneno para él. En el verano duerme entre la maleza, al pie de los árboles y en el invierno se refugia en las hondonadas. Su entretenimiento favorito es tomar el pelo a los Montañeses que aciertan a cruzársele por los montes de Cantabria.

El duende Zahorí: Este es un enanito que a diferencia de los dos anteriores, no se dedica a fastidiar con sus bromas a las gentes de Cantabria. La gente lo llama "buscador milagroso" o "duende de las cosas perdidas", puesto que cuando algún cántabro pierde algo, lanza una invocación como esta al duende zahorí para que éste le encuentre lo que ha extraviado:

“Duende, duende, duendecito,
una cosa yo perdí;
duende, duende, duendecito,
compadécete de mí”

Si la persona que lo invoca es buena, el duende zahorí llega rápidamente y escucha con atención la descripción del objeto perdido y hace una indicación al que lo invocó para que le siga. Da muchos rodeos antes de dirigirse al lugar donde está el objeto y si ve que la persona empieza a impacientarse y a dudar de él desaparece de repente y luego, ya solo, recupera el objeto y se lo regala a algún necesitado.

Es un duende pequeñín y morenuco, de cara redonda, nariz larga y afilada, ojos negros y grandes y pelo rubio. Su voz es ronca, como si estuviera enfadado, pero en realidad es muy alegre y su risa es larga y burlona. Se viste con una zamarra roja y siempre anda corriendo de un lado a otro.

Por su tamaño:

Rudimes: Son los seres con menos evolución de toda la escala. Corresponden al plano Astral. Miden 2,5 cm. de altura. Carecen de inteligencia y conciencia. Trabajan en grupos de a miles, se mueven constantemente, logrando con su movimiento aumentar la frecuencia vibratoria de los vegetales. Sienten amor grupal y hacia la vida vegetal. Se alimentan de la frecuencia poder. Están en plano físico alrededor de un mes para luego ir al plano astral por diez años.

Unites: Miden alrededor de 5 cm. Permanecen l año en plano físico y 100 años en plano astral. Trabajan en grupos y forman dentro de estos, sub-grupos. Tienen ya un poco de conciencia y forman parejas. En las parejas de los elementales se intercambian poder.

Minutes: Miden entre 1 y 2 pulgada, viven 5 años en plano físico y luego se trasladan al plano astral por 500 años. Trabajan distintos elementos comandados por las hadas.

Denominaciones por países:

Leprechaun: (Irlanda) Es un ser feérico de naturaleza dual, espiritual y material, se los asocia con otras criaturas como las hadas y Tuhata dé Danann, adoptan forma de hombres viejos y traviesos, se dice que son muy ricos y custodian olla llenas de oro enterrados bajo tierra. Es utilizado en muchas películas.

Hob Goblins: (Escocia) Son criaturas pequeñas y muy traviesas de aspecto desagradable, también conocidos como Puck, entre ellos se destacan los boggart y los brownie, son criaturas de invierno.

Pixies: (Cornualles, Inglaterra) Son seres pequeños y esbeltos, relacionados directamente con las hadas, son ágiles y muy inteligentes, sus orígenes son vinculados a las comarcas Davon y Conrwall. Son muy conocidos por confundir a los niños.

Trolls: (Escandinavia) Son seres de aspecto desagradable, malignos y diabólicos, similares a los ogros, dedicados al robo y al rapto de humanos, torpes y poco inteligentes, se dice que habitan de bajo de los puentes. La palabra Troll significa incierto en lengua escandinava.

Tontems: (Finlandia) También conocidos como los duendes de los lagos, son apacibles y se escondes entre la naturaleza, nos les gusta el contacto con el hombre, sin embargo les encanta jugar con los niños y ayudar a los ancianos, en verano se refugian bajo tierra y se alimentan de las plantas.

Gremlins: (Inglaterra – Gales) De naturaleza malévola, su nombre deriva del inglés antiguo gremian que significa, molestar o mortificar. Son saboteadores y escurridizos, célebremente conocidos en el cine.

Lutin: (Francia) Seres pequeños, que viven entre la naturaleza, en bosques, viven en comunidades pequeñas, de aspecto amable y bonachón con orejas puntiagudas y sombreros cónicos, no interfieren con el hombre.

Kobolds: (Alemania) Es un ser espiritual que habita casas y cuevas, se dedica a labores domésticas y por ello exige leche y alimento, su apariencia es parecida a la de un reptil, pequeños, de orejas puntiagudas y caídas, se afirma que por sus venas corre sangre de dragón.

NOMENES O GNOMOS. Viven 25 años en el plano físico y luego van al plano astral alrededor de 1000 años. Trabajan el suelo y las raíces de los árboles dándoles poder. Hacen sus casas en los troncos de los árboles. Poseen mediana inteligencia, tienen apariencia de viejitos y son muy graciosos. Los primeros tiempos que pasan en este plano lo hacen alejados del hombre ya que no les resulta fácil adaptarse a la frecuencia que nosotros manejamos, mucho menos soportan los ruidos de las ciudades. Son muy similares en conductas a los niños ya que suelen ser muy traviesos.

Trabajan alejados del hombre, generalmente en los claros de los bosques o montañas. Guían en sus tareas a los Minutes y Unites; generan círculos de poder dentro de los cuales se trabaja. Modelan sus propios cuerpos de acuerdo al poder adquirido, y es un orgullo para ellos los grados de hermosura que van logrando, ya que esto es producto de su trabajo. Están alrededor de 500 años en plano físico; deciden cuándo volver, pero rara vez lo hacen antes de los 5000 años.

En el tiempo que transcurren en el plano astral se transforman en FARES o HADAS, que ya pertenecen al plano mental, y que veremos más adelante en detalle. Mucho tenemos que aprender de estos seres ya que la armonía y el trabajo son su estilo de vida. Gozan cuando han realizado bien su tarea, respetan los tiempos de recreo y juegan alegremente, para luego volver al trabajo en el mismo estado.

Existen muchas clases de duendes. Son esos seres diminutos que, según el folklore popular, viven entre las flores, de los bosques, y no hay que confundirlos con los gnomos, porque los duendes tienen poderes mágicos como las ninfas o las hadas.

El color de su piel puede variar: los hay azules, verdes y rojos, pero los más frecuentes son los que se parecen al hombre, aunque muchísimo más pequeños. Sus casas son a menudo grandes setas, y es muy difícil localizar donde se encuentran sus diminutos poblados. Diminutos en cuanto al tamaño de sus viviendas, pero no en población, porque a los duendes les encanta vivir en comunidades grandes.

Si quieres buscarlos no es sencillo, pero tampoco imposible; porque al igual que las hadas o las ninfas, sienten debilidad por los niños, porque en el fondo ellos son niños, y es fácil encontrarlos si conservas esa chispa de niñez en tu interior, esa luz de inocencia y fantasía; entonces puedes llegar a verlos y disfrutar de su compañía y sabiduría. Los duendes son seres mágicos y les gusta transmitir y enseñar su magia, pero para que ello suceda, debes ser de corazón puro y noble.

Duendes Caseros:

Diablillos familiares: Son unos pequeños duendecillos, con aspecto de diablo, que no están ligados a una casa, sino a una persona, a la que ayudan, convirtiéndola en su dueño. Se encuentran vinculados a la brujería.

Duendes de los dormitorios: Pertenecen a una extraña familia de duendes, agresivos e individualistas, provocan pesadillas y eligen como sus víctimas, a mujeres y niños.

DUENDES EN LA LITERATURA. Según la mitología celta británica, el rey de los duendes y elfos responde al nombre de Lord Oberón, y se le menciona en Macbeth y demás obras del poeta inglés William Shakespeare, además que también se le hace mención en el Fausto de Goethe junto con un coro de silfos que invoca Mefistófeles con tal de seducir al doctor Fausto.

Según la historia de Fausto, Lord Oberón contrae matrimonio con la reina de las hadas, Lady Titania, para así consagrar la unión de ambos reinos elementales de la naturaleza. Oberón tiene un consorte que lo acompaña a todos lados, Puck, un duende menor erudito en la magia, prolongando así la dualidad clásica de la literatura Rey - Mago, tal como Arturo y Merlín.

En los cuentos tradicionales infantiles, la figura del duende suele asociarse a pequeños seres bonachones, que acostumbran a ayudar en secreto a los humanos, recompensando las buenas acciones y castigando a las personas egoístas y deshonestas. Representativo es el clásico de El zapatero y los duendes, de los Hermanos Grimm.

Herederos de esa tradición son muchos de los cuentos contemporáneos sobre duendes, como Un duende a rayas, de María Puncel, Los Duendes de Cristal, de Yolanda Lleonart, Los duendes de colonia-Estrella, de Augusto Kopish, o Los duendes de Navalcarnero, de Rubén Serrano.

También existe la literatura faérica de terror, tal es el caso de las novelas Extraña Simiente y Cuento Infantil de T.M. Wright y Cuento De Hadas de Raymond E. Feist, en estas historias, los duendes, hadas y demás fauna elemental se convierten en malvados dejando a un lado el prototipo bondadoso que muestran los cuentos para niños. Y más recientemente, en la serie Harry Potter, los señores de la banca mágica Gringotts son duendes, el más famoso es Griphook.

RITUAL PARA ATRAER DUENDES A SU VIDA:
  1. Elija una noche de luna llena y ubique hacia el Noreste de su casa los siguientes elementos.
  2. Una pequeña estatuilla que los represente. La tradición de poner a Duendes o enanitos en el  jardín con carretillas, cuencos, etc. tienen este origen.
  3. Ponga, en una ventana que dé al Noreste, cintas finas de color rojo, azul, verde, amarillo, blanco, violeta y anaranjado. Ponga 3 cascabeles en cada cinta.
  4. Coloque, bajo la ventana, una cesta o copa con una variedad de semillas y de granos.
  5. Encienda, luego, una vela marrón o amarilla y un sahumerio de sándalo y diga: “Invito a los Duendes a vivir en mi casa para que me ayuden a lograr la prosperidad en el trabajo y buena fortuna”. No olvide cambiar las semillas, siempre deben estar frescas. Invóquelos por lo menos una vez al mes para que se identifiquen con usted.

Ofrenda para Duendes: Para invocar la ayuda romántica de Los Duendes, coloque un ramo de flores multicolores y encienda una vela color rosa sobre la mesa en la cual va a trabajar para elaborar su horóscopo. Pero, como ellos son elementales de la tierra, usted también puede invocarlos para pedirles todo tipo de ayuda material. Si desea:

Dinero: Entierre en su jardín una moneda dorada, un ramito de hierba buena y una piedra hematite.

Trabajo: Entierre una gema de ojo de tigre, tres hojas de laurel y una campanita dorada.

Protección: Entierre un diente de ajo, un trozo de coral y una herradura de hierro.


Google

Buscar en Google
Buscar en Solo Para Iniciados